domingo, 6 de agosto de 2017

No ser...

No ser propenso al enojo tiene un tremendo inconveniente: que la gente se siente cómoda dañándote y no reparan en el daño que te ocasionan.
©2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario