sábado, 12 de agosto de 2017

Máxima XI

A lo largo de la vida forjamos vínculos
-con objetos, ambientes o personas-
que juzgamos indisolubles.
Cuando, con razón o sin ella,
estos vínculos se rompen
te asombras del hecho.
Pero, a no mucho tardar,
infinitamente más te sorprendes,
de lo poco que los añoras.
©Noviembre 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario