lunes, 31 de julio de 2017

Qué lástima...

Qué lástima me causa la gente que se regocija del mal ajeno. Sobre todo porque, mientras lo hace, se olvida de gozar del bien propio.
2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario